Pronóstico Santiago del Estero
Turquía rompería relaciones con Israel si Estados Unidos reconoce a Jerusalén

Turquía rompería relaciones con Israel si Estados Unidos reconoce a Jerusalén

“Señor Trump, Jerusalén es la línea roja de los musulmanes”, afirmó el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, amenazó hoy con romper relaciones con Israel si Estados Unidos reconoce a Jerusalén como capital de ese país.

“Señor Trump, Jerusalén es la línea roja de los musulmanes”, afirmó Erdogan ante el grupo parlamentario de su partido, Justicia y Desarrollo (AKP), en Ankara, dirigiéndose al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. “Esto puede llegar tan lejos que rompamos nuestras relaciones diplomáticas con Israel”, advirtió.

Según Erdogan, un reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel no solo sería una violación del derecho internacional sino también “un duro golpe para la conciencia de la humanidad”.

El mandatario turco anunció que, en caso que Estados Unidos reconozca a Jerusalén como capital de Israel, convocará en pocos días una cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) en Estambul. “En esa cumbre movilizaremos al mundo islámico en su conjunto”, amenazó. Turquía ejerce actualmente la presidencia de la OCI.

Israel inmediatamente rechazó la amenaza de Erdogan de romper relaciones diplomáticas. “Jerusalén es la capital del pueblo judío desde hace más de 3.000 años y la capital de Israel desde hace 70 años, independientemente de si Erdogan la reconoce como tal o no”, respondió un representante del Gobierno israelí.

Previamente, el diario The Wall Street Journal había asegurado que Trump está a punto de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Según los medios estadounidenses, Trump también planea trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén. En tal caso, Estados Unidos sería el primer país en el mundo en dar ese paso. Varios países sí mantienen consulados en Jerusalén.

Antes de que hablara Erdogan, su portavoz, Ibrahim Kalin, había afirmado en Twitter de que el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí por parte de Estados Unidos “sería un error fatal que violaría acuerdos internacionales, resoluciones de la ONU y hechos históricos”.

El portavoz presidencial advirtió de que tal paso “socavaría todas las gestiones de paz y desataría nuevas tensiones y conflictos”, por lo que expresó la esperanza de que “el Gobierno de Estados Unidos evite este error”.

El futuro estatus de Jerusalén es una de las cuestiones más controvertidas y complejas que hasta el momento han impedido una solución pacífica al conflicto entre Israel y los palestinos. La ciudad es sagrada tanto para los judíos como para los palestinos.

Los palestinos pretenden proclamar en la parte árabe de Jerusalén, en el este de la ciudad, la capital de un futuro Estado palestino independiente. Israel había ocupado Jerusalén Este durante la Guerra de los Seis Días, en junio de 1967, y la anexionó más tarde. Israel reclama su soberanía sobre toda la ciudad.